domingo, 12 de abril de 2015

Durante miles de años, los seres humanos 
hemos podido disfrutar, del mejor regalo 
que los dioses dieran jamás a ningún ser vivo 

La brisa, el viento, el hermano sol y la hermana luna 
campos y praderas donde ver crecer a nuestros hijos 
amaneceres bañados con el perfume que estornudan las flores en primavera 
puestas de sol decoradas por los sueños aun por concebir 
y aunque parezca mentira… inteligencia. 

Pero el hombre blanco despreció aquel tesoro  y a medida que la vida le sonreía, 
el le contestaba dando patadas al destino .
Si alguien lee esta carta, no olvide que el fin de esta civilización 
se debió al egoísmo, codicia e incultura de la raza humana 
Los hombres ya no somos mamíferos  el ser humano no se convirtió en depredador 
la raza humana somos simplemente un virus matamos, crecemos, y nos multiplicamos 
Por eso nos extinguimos por eso las aguas se tragaron nuestra civilización 
la verdadera Atlántida, éramos nosotros ..
Y por eso hemos escrito esta nota para formas de vida inteligente venideras. 
"cuando los hombres escupen al suelo...se escupen a si mismos."